miércoles, 14 de febrero de 2007

Eduardo Galeano se recupera, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=46492
Deseo que todo salga lo mejor para él. Aquí les dejo una de sus reflexiones:

En la burbuja del poder

En el océano de los que necesitan, las islas de los que más tienen tienden a convertirse en lujosos campos de concentración, donde los poderosos sólo se encuentran con los poderosos y nunca pueden olvidar, ni por un ratito, que son poderosos. En algunas de las grandes ciudades latinoamericanas, donde los secuestros se han hecho costumbre, los niños ricos crecen encerrados dentro de la burbuja del miedo. Habitan mansiones amuralladas, grandes casas o grupos de casas rodeadas de cercos electrificados y guardias armados, y están día y noche vigilados por los guardaespaldas y por las cámaras de los circuitos cerrados de televisión. Viajan, como el dinero, en autos blindados. No conocen, más que de vista, la ciudad donde viven. Descubren el subterráneo en París o en Nueva York, pero jamás lo usan en San Pablo o en la ciudad de México.

Ellos no viven en la ciudad donde viven. Tienen prohibido ese vasto infierno que acecha su minúsculo cielo privado. Más allá de las fronteras del privilegio, se extiende una región del terror donde la gente es mucha, fea, sucia y peligrosa. En plena era de la globalización, los niños ricos no pertenecen a ningún lugar. Crecen sin raíces, despojados de identidad nacional, y sin más sentido social que la certeza de que la realidad es una amenaza. Tienen por patria las marcas de prestigio universal y por lenguaje los códigos internacionales. Los niños ricos de las ciudades más diversas se parecen en sus costumbres, tanto como entre sí se parecen los shopping centers y los aeropuertos, que están fuera del tiempo y del espacio. Educados en la realidad virtual, los niños ricos se deseducan en la ignorancia de la realidad real, que sólo existe para ser temida o para ser comprada.

Desde que nacen, son entrenados para el consumo y para la fugacidad, y transcurren la infancia comprobando que las máquinas son más dignas de confianza que las personas. Fast food, fast cars, fast life: mientras esperan que llegue la hora del ritual de iniciación, cuando el primer Jaguar o Mercedes les sea regalado, ellos ya se lanzan a toda velocidad a las autopistas cibernéticas, a toda velocidad compiten en las pantallas electrónicas y a toda velocidad devoran imágenes y mercancías haciendo zapping y haciendo shopping.
Eduardo Galenao Montevideo, 2 agosto 1996. Brecha.

10 comentarios:

mafalda dijo...

.....
Yo conozco lo que mis pies pisan, he visto podredumbre y hambre, no estoy protegida ni nunca lo estuve... tengo pensamiento libre.... que tan diferente soy de los que no han visto nada?????

Aprovecho para enviar un besote y un fuerte abrazo.... hoy y siempre mi dama......
¡¡¡¡¡FELIZ DIA!!!!!

Mafalda

Angeek dijo...

Gracias Mafalda! Igualmente para tí.

Zack dijo...

No se, pero lo primero que asocié fue a los hijos de AMLO

FELIZ DIA DEL AMOR Y DE LA AMISTAD

Lorena dijo...

Muy bueno Angeek,
Mi esposo y yo hemos hablado sobre el tema muchas veces, algo que a él le llamó la atención cuando estuvo por primera vez en un país latino (Brasil), fué precisamente eso, que las casas de los ricos estuvieran amuralladas, con perros cuidando la casa, etc, etc... asi mismo le parece increíble que esta gente rica jamás vea a los pobres, como en la cdad de México donde la mayor parte de los ricos viven al sur de la ciudad y no tienen ni idea de lo que es Tepito, la colonia Guerrero, vaya, nisiquiera el centro de la ciudad!!!, si, aunque parezca increíble asi es, asi se las gastan... Cómo pedir a esta gente que tienen a nuestro país en su poder que entiendan los problemas de la población si nisiquiera conocen el propio país donde viven????...en fin, muy bueno, creo que buscaré un libro de Galeano en sueco para que mi marido lo lea, estoy segura le parecerá muy interesante... otro mundo, no cabe duda...

Zack dijo...

No Lorena, la mayor parte de los ricos viven al poniente de la Ciudad (EN LAS LOMAS) en el sur esta el pedregal pero es mucho mas chico.

Y si, si conocen tepito y la Guerrero

;)

En fin esa es mi experiencia, cada cabeza es un mundo

Saludos

Angeek dijo...

No Zack, estás equivocado. Muchos no viajan en metro, no suben a autobuses y no conocen Tepito, Guerrero y anexas.
Y en el sur del D.F. está presente la cultura de una forma mucho muy importante. El norte de la ciudad ha sido olvidado.
Y en provincia también es así. El tema que toca Galeano lo estoy viendo acá, ahora. No conocen la realidad. Viven en una burbuja.
El tema cala, hondo.

Zack dijo...

Que te puedo decir Angeek, los ricos que conosco yo no los conoces tu y los que conoces tu, no los conosco yo.

Cada quien escribe segun su experiencia.

Y sobre Galeano opino que como politico es un gran novelista

Saludos

Eleonaí dijo...

Hola Angeek:

El más rico de México, Carlos Slim, parece que si conoce el centro de la ciudad de México, alli tiene muchos edificios, comercios, tiendas, restaurantes. Los otros ricos tal vez no conozcan ese centro histórico o los barrios pobres de esa ciudad, como no conocen lo barrios miserables que rodean las ciudades de la llamada "provincia". Es su vida, así como la viven la eligen, aislandose.

Juana Gallo dijo...

Muy cierto el texto de Galeano... muy cierto.
Ellos no viven en la ciudad donde viven...

Saludos

Gabriela Monroy Calva dijo...

Galeano...hay que beberse cada uno de sus libros, cada una de sus letras, es brillante, punzante y claro.
(Algunos de los niños ricos tampoco conocen la ortografía a pesar de ir a escuelas tan caras, jeje)
Gab