martes, 22 de enero de 2008

Leyendo unos párrafos de Buñuel.
Aunque no estoy en mi último suspiro ( o quién sabe...) y estoy muy lejos de retirarme, yo dejo que hablen (a fin de cuentas soy una "escuchadora")....y....y....bueno....una cosa lleva a la otra, cierto, ya es de noche. Mañana, a recibir lo inesperado.

A mi edad, dejo que hablen. Mi imaginación está siempre presente y me sostendrá en su inocencia inatacable hasta el fin de mis días. Horror a comprender. Felicidad de recibir lo inesperado. Estas antiguas tendencias se han acentuado en el transcurso de los años. Me retiro poco a poco. El año pasado calculé que en seis días, es decir, en 144 horas, no había tenido más que tres horas de conversación con mis amigos. El resto del tiempo, soledad, ensoñación, un vaso de agua o un café, el aperitivo dos veces al día, un recuerdo que me sorprende, una imagen que me visita y, luego, una cosa lleva a la otra, y ya es de noche.

Luis Buñuel en Mi último suspiro.

7 comentarios:

Abraxas dijo...

Yo no se nada de cine, menos de Buñuel, pero esas palabras me gustaron.

chilangoleon dijo...

bunuel=unico=gachupin=que=ha=valido=la=
pena=en=cine

W dijo...

Yo también soy una "escuchadora" !!!


Besos Angeek

Edmundo Dantés dijo...

Creo que todos somos un poco escuchadores, jajajaja.

Lindas palabras.

Saludos.

Dra. Kleine dijo...

wuo.. Me refrescaste mi pasado!

michelangelo dijo...

Es que en esa epoca no habia messenger, sino todo hubiera sido distimto

;)

Coro dijo...

"Una cosa lleva a la otra", escuchas, escuchamos...

Genial, Buñuel.

Abrazos, ;)