martes, 19 de agosto de 2008

محمود درويش

Algunas veces cuando alguien se va es cuando empezamos a conocerlo.

Mahmud_Darwish

El está tranquilo

Él está tranquilo, yo también

sorbe un té con limón

bebo un café,

es lo único que nos distingue.

Él lleva, como yo, una camisa amplia a rayas

yo hojeo, como él, los periódicos de la tarde.

Él no me ve cuando miro de reojo,

yo no le veo cuando mira de reojo,

él está tranquilo, yo también.

Pregunta algo al camarero,

pregunto algo al camarero...

Una gata negra pasa entre nosotros,

acaricio su noche

acaricia su noche...

Yo no le digo: está despejado,

el cielo está muy azul.

Él no me dice: está despejado.

Él es el observado y el observador

yo soy el observado y el observador.

Muevo la pierna izquierda

mueve la pierna derecha.

Tarareo una canción,

tararea una canción parecida.

Pienso: ¿es el espejo en el que me veo?

Luego le miro a los ojos,

pero no le veo...

Abandono el café aprisa.

Pienso: quizá sea un asesino, o quizá

uno que habrá pensado que yo soy un asesino.

Él tiene miedo, ¡y yo también!

(Traducción de Luz Gómez García)


"Pero para vivir, debemos inventar esperanza a la fuerza..... Yo soy un trabajador de metáforas, no un trabajador de símbolos. Creo en el poder de la poesía, que me da razones para mirar hacia adelante e identificar un destello de luz. La poesía puede ser una auténtica desalmada. Deforma. Tiene el poder de transformar lo irreal en real y lo real en imaginario. Tiene el poder de construir un mundo que está reñido con el mundo en el que vivimos. Yo considero la poesía una medicina espiritual. Puedo crear con palabras lo que no encuentro en la realidad. Es una tremenda ilusión, pero positiva: no tengo otra herramienta con la que buscarle un sentido a mi vida o a la vida de mi nación. Tengo el poder de otorgarles belleza por medio de las palabras y plasmar un mundo bello y también expresar su situación. Una vez dije que yo construyo con palabras una patria para mi nación y para mí."

En http://mahmuddarwix.blogspot.com/2008/07/el-regreso-del-poeta-modesto-entrevista.htm





No hay fronteras para el arte ni para la genialidad.....

1 comentario:

MARICHUY dijo...

"Pero para vivir, debemos inventar esperanza a la fuerza..... Yo soy un trabajador de metáforas, no un trabajador de símbolos..."

Que bello lo que dice y que modesto él.

Y tienes razón querida Angeek, a veces solo hasta que alguien se va empezamos a conocerlo... y lo añoramos.

Saludos
PS Bello poema, y bellas sus otras palabras, sin necesidad de hacer poesía...