miércoles, 13 de enero de 2010

Cuán actual resulta este areito de Anacaona a los dioses:

“Vous faites, ô Tzémès, le soleil, la lune et les étoiles d’or, la foudre et l’orage, l’air qui nous fait vivre et qui fait palpiter nos coeurs d’enthousiasme.
Vous faites le Destin...
Vous êtes, ô Tzémès, en tout et partout.
Vous êtes le parfum dans la fleur, le rythme dans nos areytos.
C’est vous qui faites naître, vous qui faites mourir.
Nous avons, ô Tzémès, la plus grande idée de votre puissance, de votre grandeur, des rêves qui se déroulent dans l’infini de vos pensées... Nous venons, ô Tzémès, vous offrir nos coeurs chargés d’inquiétudes. L’épouvante d’un présage nous fait souffrir, et l’avenir d’Haïti semble menacé d’un péril qui nous fera rouler vers le désespoir et la folie.
Protégez-nous, ô Tzémès, sauvez-nous. ”


(E. Marcelin, La Reine Anacaona)

“Ustedes hacen, oh Tzemés, el sol, la luna y las estrellas de oro, el rayo y la tormenta,
El aire que nos hace vivir y que hace palpitar de entusiasmo nuestros corazones.
Ustedes hacen el Destino…
Ustedes, oh Tzemés, en todo y por doquier.
Ustedes son el aroma de la flor, el ritmo de nuestros areytos.
Son ustedes los que hacen nacer, los que hacen morir.
Tenemos, oh Tzemes, la mayor idea de su poder, de su grandeza, de los sueños que se llevan a cabo en el infinito de su pensamiento…
Venimos, oh Tzemés, a ofreceros nuestros corazones cargados de inquietudes.
El temor de un presagio nos hace sufrir, y el futuro de Ayiti parece amenazado de un peligro que nos hará rodar hasta la desesperanza y la locura.
Protegednos, o Tzémes, salvadnos.”
(E. Marcelin, La Reina Anacaona)

¡Ayudemos a Haití!

4 comentarios:

marichuy dijo...

"El temor de un presagio nos hace sufrir, y el futuro de Ayiti parece amenazado de un peligro que nos hará rodar hasta la desesperanza y la locura"

Angeek

Que pena y cuánta injusticia... así sea de la madre naturaleza. Siempre ensañándose con los más desfavorecidos (hasta parezco neoliberal y todo por no poner los más jodidos –je y ya lo puse)

Un abrazo

W dijo...

Lo inconcebible mis queridas Angeek y Marichuy... es que haya esa tremenda inequidad entre los países...

La naturaleza es impredecible y no se fija dónde causa sus estragos...

Besitos a las 2

Mafalda dijo...

...

¡Gulp!

¿Qué pasa?
¿On' ta' Dios? Digo, si existes, ¿que pedius'?

En situaciones así me entra un pinche coraje pues...

Besitos a las tres...

Mafalda

Alb@ dijo...

La leccion es la solidaridad que es una muestra hermosa de amor.

Hay que dar hasta que duela, eso decia una gran mujer.

Te dejo un abrazote.