miércoles, 24 de marzo de 2010

Huevos tibios


Acepté la propuesta de la estimada Tortuga Ninja y me he tomado un café bien cargadito para despabilarme un poco.

Miro a mi alrededor y me encuentro con la falta de bríos, de vigor.
Tibieza es igual a indiferencia.
El entorno social se percibe tibio, tibio, tibio.
¿Ya se ha perdido la dignidad?
¿Ya se ha perdido la capacidad de la indignación?

Me tomo otro cafecito ( para continuar despierta, atenta y cómo no, indignándome....) al son de Tertuliano de Liliana Felipe:


 Pueden ser cuestiones tusculanas, pueden ser...
Pero parece que matar les da placer, matar les da placer, matar les da placer....


P.D. No comeré huevos tibios.

6 comentarios:

W dijo...

Vengo a acompañarte en ese café (bien cargado)...

Yo más bien creo que lo que se ha perdido es la esperanza... :(

No se ve ni una "triste lucecita" al final de este túnel...

Besos
PD Yo tampoco

Mafalda dijo...

...

Mi Dama, pero si puras reacciones tibias hemos presenciado.

Tuve esperanza que en sonora, el clamor de madre sonara fuerte y, que por lo menos en ese estado, la gente mostrará unión y nada de tibieza. Y ya ves, ¡nel!, siguen con sus quemados sin respuestas.

Yo ando en el éter con lo que respecta a las preocupaciones nimias. Pero si se arman los madrazos, marchas y mentadas, auchhhh, creo que saldré y no me quedaré de tibia.

Saludetes.

Mafalda

marichuy dijo...

Mi querida Angeek

Pienso como Work's: somos un pueblo no sólo apático, agachón, manipulable y bien mediatizado; también, uno muy desesperanzado. La última vez que tuve esperanza de que algo pudiera cambiar realmente en este país fue en 2006. Muy triste y hasta penoso para mí

Te acompaño con otro café bien cargado (sin huevitos tibios).

Saludos

pez dijo...

dijera Felipe (el de Mafalda, no el chiricuto, aunque pensándolo bien, también lo diría el chiricuto):

¿qué somos, hombres o ratones?

mmm, en lo que lo pienso, voy por un pedazo de queso

michelangelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eleonaí dijo...

Habrá que comer para seguir viviendo. La vida mantiene la esperanza y ésta es una espera. Ya llegará el futuro y será mejor.